29 ago. 2013

Insomnio inducido






Insomnio inducido
Relato

Por: José Díaz-Díaz


Lo que van a leer a continuación es un fragmento del relato: Insomnio inducido, el cual hace parte del libro LOS AUSENTES, de próxima publicación.
El asunto trata sobre un adolescente inadaptado que es encerrado en un manicomio y quien por razones no muy claras se ve envuelto en la muerte del psiquiatra que lo medicaba. El fragmento en cuestión, copia la defensa que la mamá del joven expone ante la jueza que lleva el caso.
Espero que les guste y me gustaría leer sus comentarios.



III


Ese es mi nombre Honorable señora jueza me dicen Marujita pero mi verdadero nombre es Maruja que dizque viene de María aunque aquí a las Marías les dicen Mary y mi hijo Daniel siempre me ha llamado Má querrá decir mamá yo no sé nada de eso ni de nada desde que en Colombia allá en San José del Guaviare nos ensanducharon entre los Guerrilleros y los Paramilitares y nos tocó salir huyendo para salvar el pellejo toda la familia Salcedo Valladares que somos en total cinco las dos hijas mayores que al final se quedaron en Bogotá pues se fueron a vivir con sus novios que conocieron en la capital nomás llegamos y mi hijo menor Daniel y mi marido Antonio con quienes empacamos maletas para Miami ya que pudimos conseguir lo que llaman asilo en los Estados Unidos gracias a Dios porque a mi marido se la habían sentenciado los dos bandos por no querer colaborar con ninguno de ellos yo de política no entiendo nada y aquí estamos más perdidos y despistados que allá lo que me salva es que yo soy madre y las madres sabemos por naturaleza cómo superar la adversidad y sobrevivir así mismo es señora jueza si usted es también madre sabe que nosotras llevamos la sabiduría y la abnegación por dentro yo cuido a mi hijo todo lo que puedo sin embargo aún así ya ve Usted que el muchacho como que se estancó en su cabeza y no da pie con bola, aunque para el idioma inglés y las matemáticas no ha sido nada malo y se graduó de su High school que le llaman yo creo que algo no le funciona bien por dentro quizás es eso que llaman adaptación o algo así porque el muchacho para todo lo demás es buena gente qué madre va a decir que su hijo no es buena gente ¿verdad que es así? ¿verdad que me cree? él no tenía intenciones de hacerle ningún mal al doctor que murió y que Dios lo tenga en su gloria Bendito sea el Señor que mi hijo esta medio desvirolado pero no es agresivo ni le hace mal a nadie ni se junta con gangueros pandilleros o delincuentes como les llaman porque eso sí se lo prohibí desde que era un mocoso mijo nada de ser malandro ni guapetón y bien lejos de las malas costumbres porque tenemos que dar ejemplo de que somos ciudadanos con dignidad cuidadito con eso hasta llegué a amedrentarlo hay que respetar las leyes por eso yo creo Doctora que mi hijo es inocente de cualquier maldad eso sí que está un poco zurumbático con eso de la huelga de hambre dizque porque no entiende para donde va el mundo mire qué cosas se pregunta este chalado si cada uno de nosotros no sabe para donde va mucho menos el mundo va a saber que rumbo lleva lo que es la inocencia basta con sobrevivir que eso ya es bastante pero no Danielito se empeña en que todo debe tener un sentido y si la vida no tiene sentido entonces para qué vivirla la cosa no es así hijo mío se lo he dicho y se lo he venido repitiendo vivir y eso es todo vive y deja vivir se lo repito como una letanía se lo salmodio como una retahíla interminable para que entre en razón y se deje de estar preocupándose por cosas que una no entiende yo no sé yo trato de orientarlo en lo poco que puedo ya que en la práctica vivimos los dos solos puesto que el papá la pasa casi todo el tiempo en Tampa que fue donde consiguió un trabajito estable cuidando una finca y más de la mitad del año la pasa por allá yo sí pongo mis manos en la candela por mi vástago de pronto hasta una misma tiene la culpa sin darse cuenta es que el destino no es fácil y el miedo de la agresión se le mete a una hasta en la sangre y se acomoda hasta en los tuétanos y quien sabe si una le trasmitió ese pánico a su hijo como voy yo a saber siempre huyendo siempre perseguidos siempre buscando como salvar el pellejo para lograr mantener lo único que hemos tenido que ni es más que esta cochina vida Jesús me perdonará pero no es fácil señora Jueza huir y huir siempre sacándole el quite al peligro como si vivir fuera una caída ¿soy culpable de vivir? me pregunto y me respondo en las noches más largas de mi soledad ¿soy culpable de vivir? si lo soy entonces que venga el castigo sí está bien me digo como soñando y como desvariando si es necesario señalar un homicida entonces yo soy la malhechora y no mi hijo me digo entre sueños y ahora se lo digo a Usted honorable señora que decide el destino de los seres humanos si hay que encontrar un culpable ese soy yo mi hijo es inocente se lo aseguro como que hay justicia divina mi hijo es un cándido y hasta donde yo sé la candidez no constituye delito Usted tiene la última palabra Usted tiene las llaves de la puerta que comunica con el precipicio o con la libertad juro que lo que le he dicho es lo que siento.

Publicar un comentario