15 oct. 2015

Blondie María, fragmentos del cuento de Luis Alberto Miranda

Blondie María, fragmentos del cuento de Luis Alberto Miranda















La Caverna, escuela de escritura creativa, continuando con la presentación de textos de los escritores que conforman la Antología Bilingüe: MUESTRARIO DE FICCIONES HISPANOAMERICANAS, a publicarse en la plataforma de Amazon en noviembre próximo, reproduce en esta oportunidad un fragmento del cuento: Blondie Maria, del escritor colombiano Luis Alberto Miranda.
La edición bilingüe 2015 contendrá además, relatos de las venezolanas María Gabriela Madrid y Dioly Araque; del mexicano Alejandro Rosales Lugo; del peruano Jorge Andrés Escalante; del chileno Hernán Orrego y del colombiano  José Díaz- Díaz. La ilustración de la cubierta del libro así como las ilustraciones interiores, pertenecen a fotos de pinturas del maestro Chenco Gómez


Blondie María


Cuando salí de clase de filosofía, tuve que reconocer que la Rubia María me había impresionado, hablaba en un tono que podríamos llamar seductor, con una voz suave y amanerada y se mordía los labios nerviosamente, pude entonces apreciar el contraste entre la blanca piel del rostro y el rosa intenso de sus labios por los que brotaba la libido hecha palabras dulces con las que trataba de seducir mi inteligencia. La conversación pronto nos llevó a la antigua Grecia y al rescate de los dioses.
(…) La Rubia María desafiaba entonces al Olimpo. Tenía un par de senos 38 D y la piel muy blanca que dependiendo de la hora del día cambiaba de tonalidad pasando de un blanco inmaculado a un rojizo pecoso como el de las fresas. No considerábamos entonces el racismo. Una tarde me dijo que se le habían acercado más de 600 hombres a hacerle proposiciones que no sabía si eran honestas o deshonestas. Uno le había dicho: Yo estoy comprometido en una relación seria, pero me gustaría tener una chica alterna. Una aventura estable. “Por el ladito” como ­­­dicen. Otro le había propuesto que se fuera a cuidarle sus niños como "babysitter" o niñera, que su esposa ya le había dado permiso de contratarla, aunque no podía disimular su entusiasmo cuando la veía caminar desparpajadamente con una minifalda escocesa que apenas alcanzaba a cubrirle la parte inferior de los labios en su curvatura austral. Aunque después trató de arreglar todo, diciéndole que él y su esposa le ayudarían a conseguir un novio. Entonces ella me dijo que era una lectora apasionada de historias de amor y que estaba leyendo doce tomos de las más cachondas historias de amor en un libro titulado "Historias de amor en la historia de Francia", para justificarse invocaba sus dioses.

 ---------------------------------------------------------------------------------------------------

Biografía: Luis Alberto Miranda Sr.: Periodista y escritor bogotano. Estudió Filosofía, Letras e Historia en el Colegio Mayor de la Universidad del Rosario en Bogotá. Es diplomado en “Español Superior” por el Instituto Cervantes de la Universidad de Salamanca. Hizo estudios de declamación y Arte Dramático con el Maestro Víctor Mallarino en Bogotá. Está naturalizado en los Estados Unidos desde hace 30 años y ha ejercido el periodismo en New York, Washington y Miami como director de “El Tiempo Hispano”. Como escritor se cuentan sus libros: “Nosotros los de Entonces” (cuentos); “Geografía de lo invisible” (cuentos); “Los Filtros de la Noche” (cuentos), “La Interpretación de los sueños” (Ensayo), En la Era del Hispano y La tragedia Latinoamericana (ensayo social). Tiene en prensa dos novelas: “El Tigre de Papel” y “Reviernes de dos gemelas tempestuosas” que verán la luz próximamente.
Luis Miranda es un escritor no solo perspicaz e ingenioso, sino extremadamente sensible a la problemática de su oficio. Urgido por la necesidad de reflexionar, estima que si el ejercicio de las letras es su vida entera, sería pusilánime no poner plenamente su creatividad y talento al servicio de esta pasión. Desde sus inicios como escritor se ha interesado por diversas cuestiones estéticas y filosóficas, de las cuales no se excluye el hecho de ser inmigrante y el ser ampliamente humano. En sus obras, Miranda construye fantasías poéticas y alucinantes que renuevan la literatura de la imaginación, para expresar la condición del hombre perdido en un universo caótico y angustiado por el fluir temporal. La más importante de las preocupaciones es la convicción de que el mundo es un caos imposible de reducir a ninguna ley humana. Ella destaca el absurdo de la existencia, al que no puede encontrarse una justificación intelectual.










Blondie Maria

When I left philosophy class, I had to admit that Blonde Maria had impressed me, she used to speak in a tone that could be called seductive, with a soft and mannered voice while she bit her lips nervously, I could then appreciate the contrast between the white skin tone of her face and the bright pink lips that burgeoning libido made sweet words trying to seduce my intelligence. The conversation soon took us to ancient Greece and the rescue of the gods.




(...)Blonde Maria then challenged to Olympus. She had a pair of breasts D 38, white skin and depending on the time of day changing hue shifting from pure white to a reddish freckled like strawberries. No racism then we thought about. One evening she told me that she had been approached for more than 600 men to make her proposals, that she did not know whether they were honest or dishonest. One told her: I am engaged in a serious relationship, but I would like an alternative girl. A stable adventure. "just an affair" as they say. Another had proposed that she became a babysitter and were to look after his children as a nanny, he also said that his wife had given him permission to hire her, but he could not hide his excitement when he saw her walking ludicrous with a Scottish mini-skirt that barely covered her bottom lips in her southern curvature. But later he tried to fix everything, saying that he and his wife would help her to get a boyfriend. Then she told me she was a passionate reader of love stories and she was reading twelve volumes of the most horny love stories in a book entitled "Love stories in the history of France," to justify herself she used to invoke their gods.



Publicar un comentario