25 ago. 2018

El Amor, el imperativo de una urgente reflexión


El pasado miércoles 22 de Agosto, asistí a una interesantísima reunión celebrada en la biblioteca de Miramar, FL, coordinada por Julio Garzón, e integrada por un selecto número de colegas escritores. Allí se leyeron algunos trabajos todos referidos al tema central: el Amor. A continuación reproduzco el texto del ensayo leído por Rafael Ávila, el cual invita a una necesaria e imperativa reflexión sobre una de las carencias más importantes de nuestro tiempo.
Jose Diaz Diaz





Rafael Ávila


El Amor


Ensayo de Rafael Ávila

Voy a relatar una historia real, vivida en mi entorno laboral, que considero de profundo interés, por su alcance y contenido. En la sede de Bienestar Universitario, en la sala VIP, De la Universidad, en la ciudad de Barcelona, España; en un esplendoroso viernes, en las horas de la mañana, nos encontramos los representantes de las facultades de: Ingeniería, Ciencias Sociales, Filosofía, Humanidades, Artes y Medicina, miembros de un comité denominado El Comité organizador. Nos asignaron la tarea de desplegar la agenda del PRIMER ENCUENTRO INTERNACIONAL, UNIVERSITARIO sobre ponencias relacionadas con tema de EL AMOR, la idea es la formalización e institucionalización definitiva de esta Cátedra.
Invoco parte de las palabras del Señor Rector, expresadas con motivo de la conmemoración de los 300 años de funcionamiento de la Institución, quien al cierre del evento pronunció: “La idea que a continuación se manifiesta no es novedosa, es necesaria. Se trata del primer evento interuniversitario de clase mundial, en donde se desarrollará a profundidad el tema de EL AMOR, con una visión holística, de carácter científico, filosófico, histórico, artístico y profundamente humano.- Sorprendió a quienes no conocían de este propósito. – Y continúo diciendo: vamos a investigar sobre EL AMOR, Se trata de la sensibilidad humana, que nos permite descubrir en los demás a ese “otro yo” que piensa, siente y requiere de nuestra ayuda, para encontrar la razón de vivir”. Y agregó: “La situación convulsiva de la humanidad, representada en el odio, el desamor entre los pueblos, entre los seres humanos, entre el hombre y la naturaleza, nos deja saber que hay que abordar el tema desde la academia, con sabiduría, como pilar del conocimiento del hombre, como fuente de soluciones, como proyecto educativo”. 
Yo sabía que en esta Universidad ya se había determinado el alcance del evento, después de analizar la integralidad de la formación humana y preguntarse el por qué en la educación superior, aún no se trabajaba académicamente el tema de EL AMOR, así como se en la Universidad de Harvard, con el tema de LA FELICIDAD. Allí en Harvard, se desarrolló la cátedra de la Felicidad, con gran acogida y ahora replican su contenido y esencia, de manera permanentemente y con éxito en el mundo entero. Nuestra intensión entonces, es desplegar la cátedra de EL AMOR como fuente de vida. Partiendo de un concurso abierto, con una cosmovisión que permita: recolectar, profundizar y analizar los diferentes temas relacionados y desarrollarlos desde la academia construyendo con los resultados de este trabajo una visión profunda de esta función humana incuestionable; para difundirla, vivirla, estudiarla y practicarla  de manera permanente e incluyente, no solo para los estudiantes de las instituciones académicas, sino para hacerla llegar a los rincones más escondidos del mundo, como una necesidad inmediata.
El tema es interesante. La convocatoria a esta “Muestra de EL AMOR”, marca las pautas para la presentación de trabajos de investigación, que se adelantarán en las universidades invitadas, indicando a los investigadores los temas a desarrollar y cómo participar; pues los copartícipes bien pueden ser docentes, grupos de investigación o estudiantes, quienes, cuando se trata de un grupo, escogen al expositor del mismo, que les representará en el evento. Los trabajos deben ser enviados al jurado calificador, antes de la fecha acordada, en documentos debidamente identificados y foliados, con una extensión máxima y demás detalles ya definidos en la convocatoria. Aquellos temas que sean seleccionados por el jurado, para su presentación en el Evento, lo harán dentro de los tres días de duración del mismo, en ponencias de una hora por participante seleccionado, así: cuatro ponencias en la mañana y cuatro en la tarde, en el Aula Magna de la Universidad, para completar un total de veinticuatro (24) ponencias, en los tres días, de las cuales se escogerán las mejores 10 para la publicación de un libro y las demás quedarán consignadas en los memorias del evento y en la página web de la Universidad. Sin embargo, el material recogido formará parte del tema de estudio, para sus memorias y el mejoramiento continuo de la cátedra. Se transmitirá vía Internet, a todas las instituciones del planeta que la quieran conocer del evento. Todo esto está especificado en el Documento de la convocatoria.
Los premios ofrecidos, los cuales cambiarán cada año son: la publicación del libro, en un lanzamiento inicial de 10.000 ejemplares, para los mejores trabajos; los tres primeros tendrán derecho a una visita por una semana a las 6 mejores Universidades de Europa y una semana a las 6 mejores de USA, con todos los gastos pagados y el propósito es: orientar dichas visitas, como medio de divulgación y motivación internacional de la Cátedra; y para los tres primeros trabajos hay un premio de €10.000 en efectivo para el mejor, €5.000 para el segundo y €3.000 para el tercero. A los restantes se les otorgará una mención de participación y los tiquetes y gastos ocasionados para su presentación en el Auditorio, en la fecha asignada. Al evento invitaremos a las altas autoridades del gobierno, la academia y representantes de las más prestantes universidades de la Unión Europea.
Ahora bien, quiero comentar ¿cómo  y por qué se organizó el evento?
Las principales razones como lo explicó el Señor Rector en su discurso, “obedecen a la situación actual del mundo y las infamias y las circunstancias que lo rodean. EL AMOR es un profundo tema de Universitologia, el cual debe ser abordado desde la educación familiar, desde básica primaria, secundaria y universitaria, desde el Estado y necesita estudio e investigación. Las cosas van desde los grandes conflictos internacionales, por el poder sin amor, hasta los conflictos interpersonales, pasando por todo aquello que pueda llamarse brete o violencia por falta de amor, incomprensión, desinterés o respeto. Por ejemplo, las guerras, la esclavitud, el maltrato, el desamor y la violencia inmisericorde contra la naturaleza indefensa pruebas atómicas, incendios forestales provocados, el arrojo de escombros a las fuentes de agua, la minería ilegal, etc., los casos de hambrunas, epidemias y pandemias, abandono y explotación infantil; que pueden ser atendidas, pero no se hace, aunque existan los recursos y los medios, porque la conveniencia está por encima del amor”.
Nosotros los aquí reunidos, hemos construido un Syllabus, somos parte del Jurado y tenemos la obligación de leer, evaluar y calificar los trabajos y escoger los mejores. Cada uno de nosotros representa el equipo de su Facultad: Ingeniería, Ciencias Sociales, Filosofía, Humanidades, Artes y Medicina, y podemos compartir el estudio de los contenidos entre nosotros mismos y con profesores y estudiantes de cada Facultad o de otras facultades, si lo consideramos necesario. Porque se espera de este jurado la creación de le primera plataforma de lanzamiento de la cátedra sobre EL AMOR que hará pensar el mundo de otra manera. Debemos hacerlo bien y parece que tenemos como. Se nos ha dado la fundamentación y orientación básica, entendiendo que hasta el mismo contenido de EL AMOR está en construcción. Nos empoderaron con funciones y presupuesto para viajes y consultas abiertas a Organismos Internacionales como: Organización Mundial de la Salud, Naciones Unidas, Banco Mundial, O.I.T, etc.
Continúo con algunos temas de interés en esta dimensión humana, EL AMOR tiene un lenguaje inmodificable en el tiempo, sin traducciones, ni explicaciones, ni medidas. Tiene instinto de conservación y resiliencia, se lastima y se recupera solo; algunas veces lo hace con la ayuda del tiempo. Lo reconocemos como herencia de la Guerra Civil Española. Es determinante en el Ciclo de la Vida, hay que ver como manejan los animales a sus crías. Con  estos referentes se asumen posibles caminos que pueden recorrer los investigadores, como lo comprueba la propia experiencia de existencia humana. En la historia de EL AMOR, desde Aristóteles hasta la primera guerra mundial, por ejemplo; se podría considerar representado en el arte del renacimiento, el desarrollo de las ciencias, las posturas de los filósofos, las grandes religiones, las guerras, etc., factores que pueden considerarse la puerta de entrada al siglo XX, siglo de grandes transformaciones humanas: guerras, crueldad, envidia, odio, esclavitud económica y la introducción de la muerte como  escenario del escarnio político-religioso, para que con ella se cumplan los caprichos del poder, sin razones de fondo. La bomba atómica transformó el mundo, a partir de 1945. Así como el asesinato de Gandhi y el de John F. Kennedy. Y también fuimos a la Luna, por amor a la ciencia.
El Vice-Rector Académico, Hugo Salazar, Investigador de Historia de la Ciencia, miembro del grupo,  hizo una evocación, diciendo: “Nacen en el Siglo XX los Premios Nobel como una gran idea contra la violencia y la inseguridad; pero en su momento como hoy, investigar y desarrollar estudios sobre EL AMOR, no se consideraba necesario. Estaba primero: la física, la química, la medicina, la literatura, etc., hasta se llegó a considerar posteriormente el Nobel de Economía y también el Nobel de La Paz, que se valora como uno de los grandes afluentes de EL AMOR; y este premio se otorgó a personas tan amorosas como la Madre Teresa de Calcuta; y Malala; pero siendo tan importante EL AMOR y jamás se ha querido ver así.  Paradójicamente, algunos de los ganadores de premios Nobel lo han apreciado dentro de sus propias vidas. Y no se puede desconocer. Cuando la humanidad vive la Primera Guerra Mundial, no vuelve a ser la misma. Aparecen nuevas dimensiones del miedo, el odio, la capacidad criminal y armamentista. Hay nuevas corrientes del pensamiento y aparecen cosas que ya advierten al mundo, Y agregó: Entre la primera  y la segunda Guerra Mundial aparecen corrientes del pensamiento filosófico y científico como Herman Hesse, Tomas Mann o Albert Einstein, quien posiblemente fue la inspiración de nuestro Rector, porque en la carta que El Físico dirigió a su hija, a quien nunca conoció, le explicó en algunos apartes de la misma lo siguiente: ”Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad, también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo. Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.
Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificada por nosotros. Esta fuerza universal es EL AMOR.  Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas. El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor. Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo”.
El Decano de la Facultad de Filosofía, Felipe Gámez dijo: “De otra parte Heidegger filósofo alemán, considerado como el pensador más influyente del siglo XX y de la filosofía contemporánea, para quien la ciencia y la filosofía no eran lo mismo, decía que la ciencia era la que descubría las cosas, mientras la filosofía aclaraba todo lo que sucedía en nuestro alrededor. Estas ideas conducen a la sabiduría. Después de la segunda Guerra Mundial y durante la Guerra Fría aparece tal vez por primera vez en la historia de la humanidad un hombre de la talla de Víctor Frank, con su obra: El hombre en busca de sentido, en donde describe el sufrimiento, como laboratorio del pensamiento y fundamento de una teoría denominada Logoterapia, nacida de los dolores y experiencias vividos de los campos de concentración Nazis, en donde El sobrevivió por amor a su esposa, a la ciencia y a la vida”.
Aura Isabel Morales, Docente de Periodismo, continuo: “Y viene Zygmunt Bauman, con El Amor líquido o la fragilidad. Una idea asociada con la esencia que considera  que vivir en esta sociedad, se valora quizá en demasiadas ocasiones como lo fugaz, el consumismo puntual que da satisfacción a una necesidad momentánea y que seguidamente, se desecha. Vivimos en la era de lo líquido”.
Pasada la Segunda Guerra, Stephen  Hawkins, quien es quizás el científico más célebre de nuestra época. Su prestigio, probablemente solo sea comparable al de Albert Einstein en su momento. Su fama obedece en principio a sus aportes sobre el origen del universo y a las leyes de la física involucradas en este proceso. Quien dijo: "Para el año 2.600, la población mundial estaría hombro con hombro y el consumo de electricidad haría que la Tierra brille al rojo vivo".  Sin Amor por el Planeta no hay futuro.
Hablábamos, entre docentes, comentando el Evento, describiendo EL AMOR, que es como una ley natural, que ha tenido interpretaciones ateas y paganas, pero no ha habido forma de negarlo, ni siquiera intentos. Dentro de estos comentarios quedaron en mi algunos como estos que son interesantes: - Carlos Torres, Docente de Historia, haciendo alusión al Antiguo Testamento  dijo: “Jehová, miles de años atrás, nos enseñó: No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.” y Gustavo Hastamory, profesor de Teología, complemento: “Y Jesucristo en la Ultima Cena dijo Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, Y nos enseñó a orar diciendo: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén. Como me gustaría que esta oración fuese entendida a profundidad, para ponerla en práctica”
Yo pienso que tenemos los principios y la semilla de la Educación, las armas que combaten la ignorancia, que se ha convertido en la núcleo del odio y origen de un sin número de conflictos;  y comentaba con mis compañeros: -esto hay que hacerlo, la situación actual indica que estamos en manos de los políticos, los economistas, los militares, los tecnólogos, los dictadores, los narcotraficantes, los avaros, los viciosos, etc., ¿y la academia qué?
El discurso del Rector finalizó diciendo” Tenemos que ver la Cátedra en todas partes del mundo, operando: en las familias, en las escuelas, en las empresas, en las universidades, en los consultorios médicos, en las iglesias, en los parques, en las cárceles, en los hospitales, en los mentideros, en los deportes, etc., nuestra experiencia después de dos guerras mundiales y una Guerra Civil, son acicate para arrancar a cumplir con un compromiso de esas dimensiones”.
Cuando escribo estas palabras para comentar el proceso de nuestro próximo trabajo universitario, visualizo que nuestros propósitos invitan a ocuparse con amor, por EL AMOR. A encontrar las fórmulas para no adulterarlo, protegerlo, no perderlo, no dejarlo de sentir y cuidarlo. Pero advirtiendo siempre que EL AMOR es entrega, mas que recepción, es la generosidad del alma con la capacidad de darlo y recibirlo si hay retorno, EL AMOR perdona, olvida, sana y compone. Abona el terreno para más amor. Me siento comprometido. Levanto los ojos al cielo y susurro estoy enamorado de la vida hay mucho camino por recorrer. Debemos tratar de cimentar la ecuación que lo contenga y lo explique totalmente, sin titubeos, como lo exhortó Albert Einstein.



Publicar un comentario