21 nov. 2019

De qué trata el libro: Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos.




De qué trata el libro: Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos




Ideas inspiradoras que invitarán a leerlo:

Hispano, no estás solo en USA. Te acompañan 500 años de historia que atestiguan tu presencia en la vida de esta gran nación.

Si desconocemos y no valoramos la importancia que poseemos como parte fundacional de este país, entonces ¿Quién va a reconocer que somos parte integral de su historia?

No sobra advertir que la presencia hispana en los Estados Unidos de América crece incesantemente hasta tal punto que para el 2050 las estadísticas anuncian que el 25% de la población total será de origen hispano. Time Magazine escribió al respecto que: "el crecimiento de la población hispana de los EE.UU. es el fenómeno fundacional más importante de la historia social de los Estados Unidos".

Entendido con claridad el hecho etnográfico, no está demás hacer notar que la hispanización de los Estados Unidos y la fuerza de su cultura son una realidad histórica y que en consecuencia el cambio demográfico de Estados Unidos afecta y afectará cada vez en mayor medida todos los aspectos de la vida estadounidense. Se hace imperativo una concientización y una educación urgente para que la población hispana adquiera conciencia plena de su rol histórico.




Evento de Latino Victory con Mario Cartaya, Leopoldo Martínez Nucete, Germán Bode, Evelyn y Gonzalo Pérez -Verdia.




joserdiazdiaz@gmail.com





12 nov. 2019


José Díaz Díaz reseña la novela: Dieciséis años para renacer








Con ocasión de la presentación de la novela de Luz Mery Montes: Dieciséis años para renacer, editada y publicada por La Caverna, escuela de escritura creativa, en acto que se llevó a cabo en el Children’s Museum de Boca Raton, Florida, les comparto el texto de la Reseña literaria que tuve el placer de leer en dicho evento.


“La buena narrativa nos sorprende de vez en cuando y desde lugares insospechados, como en este caso, Luz Mery Montes con su ópera prima: Dieciséis años para renacer. La novela, que está disponible en Amazon en formato de papel y digital, fue escrita bajo el paisaje apacible de la pequeña ciudad de Boynton Beach al norte de Miami en el sur de la Florida.

La colombiana de origen, oriunda del Valle del cauca, nos sorprende con su secreto bien guardado de narradora innata, y nos entrega en género de ficción juvenil, una historia que se aviene perfectamente con lo que en la Crítica literaria se le conoce con el nombre alemán  de Bildungroman o Novela de Formación.

Muchos son los ejemplos que podríamos citar como clásicos de esta modalidad y que van desde El lazarillo de Tormes de Diego Hurtado de Mendoza hasta Siddhartha de Hermann Hesse y desde: Matar un Ruiseñor de Harper Lee hasta Guardián entre el centeno de J. D. Salinger. Tendencia muy vigente por cierto,  pues no olvidemos que trilogías y series tan famosas como Star Wars o Harry Potter, caen dentro de esta categoría cuya esencia descansa en la descripción de aventuras de personajes quienes desde niños atraviesan por circunstancias especiales de crecimiento hasta llegar a la adultez y madurez consecuente, no sin antes pasar por experiencias peligrosamente límites, angustiosas y hasta traumáticas.

De esta misma manera, Dieciséis años para renacer es una Novela de Formación cuyo argumento, desarrollado dentro de una trama de acción y suspenso, se nutre de ese  bucear profundo dentro de las terribles cargas emotivas y afectivas que arrastra su protagonista, la niña Ada. Ella crece en el seno de una familia disfuncional rodeada de personajes, unos maledicentes y otros bondadosos. Al final, cuando la cima de la madurez toca su puerta, la conquista de un estado de plenitud vital florece dejando atrás y para siempre, el dolor, el sufrimiento, y la incomprensión de un albur que parecía sepultarla en el abismo de la enajenación.

La historia comienza cuando Ada, comparte feliz su inocente y alegre vida al lado de sus padres Leonor y Gabriel, y de sus  hermanos Alberto y Esther. Viven en una granja de su propiedad situada en un pueblito llamado El Dovio, en la Colombia de fines del siglo veinte, hasta cuando una noche tras una pelea entre los dos esposos, Leonor al verse amenazada de muerte saca un  cuchillo y presa de una ira incontenible lo apuñala sin contemplación. En adelante, la nueva casa de la pobre Ada será la fría cárcel del pueblo donde es internada con su madre y hermana para pagar por el crimen cometido.
Así pues, bajo las descripciones nutridas de una escenografía y atmósfera de frescura virgiliana, abundante en cuadros pintorescos de paisajes campesinos,  esencias de árboles frondosos, de frutales henchidos de carnoso alimento, de riachuelos sonoros y música del viento, la pluma de Luz Mery Montes nos transporta—por la magia de la literatura y quizás por el dolor del desarraigo producido por sus condiciones de escritora inmigrante— a un paraíso vegetal paradójicamente herido por la conducta adulta de unos padres que enredados en sus conflictos personales atropellan en su delirante enfrentamiento la felicidad de una niña inocente. Una de las descripciones del paisaje dice así (página 339):

Desde la cima de la montaña divisábamos a lo lejos la inmensidad del Valle del Cauca, con sus cultivos de caña de azúcar y girasoles que parecían más bien reflejo del astro rey, el sol. El carro comenzó a descender montaña abajo, dando vueltas hasta que empezamos a divisar desde la distancia un terreno grande, muy verde y completamente plano. Un largo y caudaloso río, pasaba al lado de la población. En el camino, nos encontramos con muchos jeeps descapotados que levantaban nubes de polvo de la carretera y venían repletos de campesinos que agarrados de los marcos y de los bultos de café se dirigían a poblaciones vecinas para vender el producto tan apreciado de su trabajo, los granos secos de café listos para trillar y algunos otros vegetales y aves de corral que finalizarían en las ollas de los habitantes de la región.











De las técnicas narrativas de estilo que  más nos sorprende al leer  Dieciséis años para renacer, además de su facilidad para manejar el tiempo nodulado por precisos flashbacks, es, por lo elaborado de su logro, la voz de Ada, la narradora adulta, quien en un rapto de ensoñación que la transporta a su niñez, desdobla su conciencia y transforma su voz en la de la niña Ada, la cual al final, con la tierna mirada de su inocencia natural es quien nos conmueve contándonos con su grito de criatura abusada, los desmanes de su victimización.  La interiorización de sus inexplicables experiencias nos lo deja saber reflexionando de la siguiente manera (pág. 341): 

Me preguntaba cómo era eso del destino, ¿Quién lo marcaba? ¿Por qué no todos podíamos ser felices? En ese momento hubiese querido ser un hada que con su varita mágica borrara todos los trágicos momentos de nuestras vidas para que todos termináramos felices.
La realidad es que yo no era portadora de esa vara mágica, no la tenía. Pensaba cómo los seres humanos parecemos marionetas que son manejadas por manos maestras que nos llevan por la vida para que aprendamos lecciones y cuando ya las hemos aprendido, esas mismas manos cierran el telón y abren otro escenario para que pasemos al aprendizaje de la siguiente lección. Lo único que depende de nosotros, las marionetas, es la actitud y la tenacidad con la que enfrentamos nuestro destino.

A lo largo de la historia, la autora se las ingenia para seducir—con legítimos trucos de narradora de oficio— al lector desprevenido, y ya cautivo, para hacerlo partícipe de las desventuras de esta infeliz criatura que pareciera nunca va a salir de ese hoyo en el cual se encuentra atrapada
 ¿Qué más le podemos pedir a una buena literatura sino que nos libere de la pesada realidad cotidiana, sumergiéndonos  en un mundo donde la pureza de la inocencia lucha con decidida valentía sobre el mal que pareciera tomar ventaja de los débiles? ¿Qué más le podemos pedir al arte sino que nos ilumine con ráfagas de deslumbramiento para un mínimo solaz espiritual?
Esperemos que el despertar de Luz Mery Montes, en cuanto escritora signada para penetrar en nuestra conciencia de niños expectantes de ilusiones, nos invada con nuevos títulos y nuevas historias porque la vida es larga y pesarosa cuando no se alimenta de ensoñación y fantasía pero sobre todo cuando estamos a punto de perder la capacidad de asombro y de señalar las conductas inapropiadas de esta sociedad que pareciera, a veces, perder el rumbo de su humanidad”.
José Díaz- Díaz
joserdiazdiaz@gmail.com 
Instagram: josediaz.diaz









26 oct. 2019

Prólogo al libro: Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos.


Prólogo al libro: Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos

Hola queridos lectores, a continuación les comparto el texto del Prólogo a mi libro: Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos,  escrito por el autor chileno residente en la Florida, Hernán Orrego y autor de las novelas Las alas del cóndor y La chica del nogaró, entre otras encomiadas obras. 







Pintura de Patricia Franco-Gómez, autora de la pintura de la cubierta del libro: Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos.




Prólogo
Por: Hernán Orrego
Escritor chileno      


El conocido escritor José Díaz- Díaz, autor de cinco novelas, de un Manual para escritores principiantes; de un poemario sobre los inmigrantes; de cuatro Antologías que recogen textos de autores hispanoamericanos; de la biografía del pintor colombiano Chenco Gómez, y fundador de La Caverna, escuela de escritura creativa, esta vez se aparta de su obra estrictamente literaria y nos sorprende con la publicación de lo que él llama Manual para los inmigrantes hispanos en Estados Unidos.

En rigor, este trabajo es mucho más que eso. Es un ensayo socio económico del impacto de los hispanos en esta gran nación y de las colectividades que los han apoyado en el proceso de adaptación. La selección concienzuda de las fuentes de información del libro: Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos, tiene plena vigencia en la vida ciudadana contemporánea. La correcta evaluación de las redes sociales seleccionadas, las entrevistas y articulistas citados, validan este tratado.

Un análisis objetivo de la sociedad contemporánea, es una exigencia imposible de cumplir. Conservar la absoluta imparcialidad en un estudio de la realidad en que viven los hispanos parlantes en Estados Unidos, es a todas luces, otro imposible. La razón es que los hispanos no son testigos de la historia de esta gran nación; son parte integrante de la misma. El estandarte castellano llegó a estas tierras, antes que el de los anglos y otras etnias. Sin embargo, los inmigrantes hispanos dedicados a trabajos físicos y de servicio sub valorados, descuidaron un factor determinante en su evolución: la falta de ambición para ocupar el lugar que merecen en la vida política de este país. Siendo el 19 por ciento del poder electoral, ocupa solo el 3 por ciento de los cargos.

José Díaz- Díaz es un escritor suficientemente ecuánime. Acometió la empresa, descansando en una confiable bibliografía, sin caer en exageraciones. Al igual que Barak Obama, tuvo la audacia de afirmar que para los hispanos, vivir en Estados Unidos encierra un doble compromiso: asumir la defensa de nuestras raíces culturales y la de abrazar las oportunidades que ofrece el país, que es el nuevo hogar.

Para asumir con estos compromisos, los hispanos han contado con un aliado que nació con la formación de esta gran nación: el Partido Demócrata. Históricamente, la mayoría de los hispanos inmigrantes, al igual que los venidos de otros lugares, se han identificados con los postulados filosóficos de esta colectividad. Thomas Jefferson fundó el “Partido del hombre común’’, en 1792. Seis años después tomó el nombre de Partido Demócrata, y pasó a ser la colectividad mayoritaria de los trabajadores inmigrantes que llegaban de todos los rincones del mundo.
En este tratado se citan algunas de las obras principales de los más grandes gobernantes de dicha colectividad: Los presidentes Wilson, Roosevelt, Truman, Kennedy, Carter, Clinton y Obama. Todos ellos han luchado por una distribución equitativa de los bienes de esta gran Nación. Pero la realidad actual es diferente, la comunidad hispana está sufriendo el asedio de una élite. Esto es lo que motiva al autor a exhortar a los inmigrantes hispanos de hoy a participar en forma activa en la comunidad. Debemos preservar el idioma español. No podemos dejar de leer y escribir en nuestra lengua. Tenemos que seleccionar nuestras lecturas. Los escritores hispanos tenemos la responsabilidad de seguir produciendo obras literarias, que son el legado de la lengua de Cervantes. No olvidemos que el español es el idioma de los poetas. Tenemos que velar por la calidad de las publicaciones en su contenido y formas.

A diferencia de la colectividad republicana, los planteamientos ideológicos demócratas son afines a la idiosincrasia de los inmigrantes hispanos, que se sienten interpretados en sus líderes. No es de extrañar, en consecuencia, el apoyo de los hispanos a la colectividad demócrata.

El ataque xenófobo de la élite gobernante de los últimos dos años, a los trabajadores y estudiantes, hijos de hispanos, ha encontrado eco en más de medio centenar de organizaciones privadas, que junto con los personeros demócratas, se han sumado a la defensa de los nuevos inmigrantes hispanos en Estados Unidos.

Enhorabuena este nuevo libro de José Díaz- Díaz que, sin lugar a dudas, coadyuvará a que la población hispana enraizada en esta gran nación encuentre el rumbo de su destino histórico.

Miami, septiembre de 2019







Fragmento de una semblanza de Hernán Orrego

“Hernán Orrego nació en Viña del Mar, Chile. La pintoresca ciudad costera, también conocida como Ciudad Jardín, influyó su estilo literario sencillo y fluido, sin apartarlo de las figuras literarias que adornan sus escritos. Se graduó de maestro de Escuela, estudió pedagogía en Historia y Geografía. Fue profesor de inglés, español y ciencias en el liceo San Antonio de Viña del Mar. Trabajó como alfabetizador en zonas rurales. Estudió periodismo y fue corresponsal colaborador de El Mercurio de Valparaíso.
El advenimiento de la dictadura lo arrancó de sus raíces. Sobrevivió enrolándose como tripulante de naves extranjeras, recorriendo los mares de África y Europa. En España y Grecia dio clases de inglés a los compatriotas tripulantes que dependían de su capacidad de comunicación para poder trabajar fuera del país. Cuando la marea de la vida lo dejó en Nueva York, se licenció en Bienes Raíces, actividad que realizó también en el Estado de la Florida, donde reside actualmente. Es especialista en administración y venta de condominios.
Sin embargo la literatura ha sido siempre el norte de su vida. Desde niño ha ganado concursos y certámenes. En sus años de estudiante normalista alcanzó importantes reconocimientos con sus cuentos y novelas.
Su reciente publicación Las Alas del Cóndor, es una novela de ficción histórica, con una temática de especial interés para los latinoamericanos. Está teniendo amplia difusión en varios países, vía on-line. La Chica del Nogaró, otra de sus novelas, relata la vida de la hija de una famosa cantante lírica que heredó el talento de su madre, pero en la pintura. En el ocaso de su vida la artista aprende a equilibrar su pasión desbordada ayudándose de la pintura y el amor. Es una historia que nos deja un sabor inolvidable. El cartero de Chincalco, una novela breve, es un relato escrito en un pintoresco estilo que retrata la problemática socio- económica de los pueblos con ambiente rural y que muestra la calidad humana con que sus gentes se sobreponen a la adversidad. Sakura, una novela corta, nos trae la historia de un muchacho recién casado que con su trabajo se gana el derecho de viajar a Japón como tripulante de un buque de carga, lo que le permitirá traer buen dinero para su nuevo hogar.
Sus obras están enriquecidas con la geografía y las costumbres de los países que ha visitado en sus largos viajes”.



Patricia Franco-Gómez y José Díaz- Díaz

12 oct. 2019

Significado de: El mes de la Herencia Hispana


 Significado de: El mes de la Herencia Hispana

A propósito de la celebración en todo el territorio estadounidense de El mes de la Herencia Hispana, transcribo estos fragmentos del libro: Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos ( página 147).








“Apreciado amigo lector, para nada es casual que hayan sido dos presidentes demócratas: Lyndon B. Johnson y Barack Obama, quienes crearon e impulsaron una ley para celebrar la presencia histórica de la población hispana en los Estados Unidos. La historia de su real significado en la construcción del país y la conmemoración de sus aportes, logros y contribuciones y el reconocimiento de que constituimos parte viva e integral de esta gran nación, es el sentido último de la celebración. El nombre en inglés de esta conmemoración, que posee un profundo sentido de «justicia poética»4, si tenemos en cuenta que algunos sectores supremacistas insisten en ningunearnos y hasta en desconocer las raíces profundas implicadas con nuestra presencia, es: National Hispanic Heritage Month.

Fue por allá en septiembre de 1968, cuando el Congreso de los Estados Unidos autorizó al presidente Lyndon B. Johnson (la Ley Pública 90-498) a que proclamara la Semana Nacional de la Herencia Hispana, la cual se celebró durante la semana que incluía los días 15 y 16 de septiembre. Pero años después en 1989, el Congreso extendió la conmemoración para celebrar durante un mes comenzando desde el 15 de septiembre hasta el 15 de octubre, la identidad hispana, la cultura, las tradiciones, la música y el folclor de aquellos que tienen raíces en España, México y los países hispanohablantes de Centroamérica, América del Sur y el Caribe.

Según la proclamación presidencial de 2016 por el presidente Barack Obama, los hispanos han tenido una influencia profunda y positiva en los Estados Unidos a través de su fuerte compromiso con la familia, la fe y el trabajo duro y el servicio. Han mejorado y moldeado el carácter nacional con centenares de tradiciones que reflejan las costumbres multiétnicas y multiculturales de su comunidad”.














23 ago. 2019

Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos. Por; José Díaz-Díaz

Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos






El contenido de este libro se constituye en una guía imprescindible de educación urgente para comprender en la actualidad, la histórica fusión entre demócratas e hispanos en los Estados Unidos de América.

Los temas abordados tales como: las características de la inmigración latinoamericana en USA, la historia del Partido Demócrata y sus presidentes; su ideología y aportes sociales; el Obamacare; las organizaciones prohispanas y otros de  relevante vigencia, lo convierten en obligada referencia sobre uno de los asuntos de especialísima atención en toda la nación: el fenómeno migratorio fundacional en este: "país de inmigrantes".


Para pedidos e información adicional escribir a: joserdiazdiaz@gmail.com

Leamos ahora, algunos datos curiosos acerca de la población de origen hispano en USA:

De acuerdo a las últimas cifras del censo de población, sumamos 60 millones de hispanos, de los 327.2  millones que conforman el total de habitantes del país. Mayor que la población total de España o Colombia.

Sin embargo, a nivel educativo y de escolaridad, la preparación es deficiente. La deserción escolar es la más alta comparada con las otras minorías nacionales. Y debido a que al representar 1 de cada 5 estudiantes en Estados Unidos, el éxito académico de los alumnos hispanos es fundamental para el futuro de la nación. Ocho de cada 10 empleos futuros requerirán más que una educación secundaria. Cerca de 12 millones de hispanos estudian en las escuelas públicas a nivel de primaria y secundaria y los latinos representan más de 25% de los estudiantes de preescolar en todo el país. Apenas la mitad de los estudiantes hispanos concluye su formación secundaria. Además, solo 1 de 8 latinos en Estados Unidos tienen título universitario.

De todas maneras, las cifras señalan que estamos saliendo de ese abismo. De acuerdo con el informe en el que se analizaron datos de la Oficina del Censo de EEUU, desde 1980 se ha registrado un alza gradual en el nivel de escolaridad de los inmigrantes, cuando solo el 7.0% poseía una licenciatura y otro 8.7% poseía un título de postgrado. Ahora, datos de 2016 señalan que el 17.2% de los inmigrantes mayores de 25 años tiene licenciatura y otro 12.8% tiene un título de postgrado.
Constituimos el 19% del poder electoral pero solo el 3% de los funcionarios electos para cargos de representación popular es de origen hispano. Se hace  perentorio buscar que nuestras voces alcancen poder político para promover la diversidad, la inclusión y la equidad. Uno de los objetivos de este «libro-manual» es el de servir de herramienta para que nos convirtamos en agentes proactivos de transformación, porque ese es el punto de partida para reconocernos como fuerza viva de la comunidad, e interactuar con ella para allegar las soluciones a las graves irregularidades que la afectan.  Hacer historia  es empujar al horizonte para visibilizar y transformar la imagen de nuestra propia sombra.


¿Somos  los hispanos conscientes del poder de nuestro voto? Los analistas se refieren a nosotros como “el gigante dormido”. Quizás sea ya la hora justa para empezar a despertar. Debemos educar a las nuevas generaciones, promover el aprendizaje del español y la educación bilingüe, bicultural. Pues más allá de las olas migratorias, los hispanos somos parte   originaria y fundacional de la historia de la nación estadounidense.




















20 ago. 2019

Intimidades de la inmigración latina en USA


Intimidades de la inmigración latina en USA






En este nuevo libro de José Díaz- Díaz, el autor— quien nos tenía acostumbrados a encontrar en sus escritos— contenidos de carácter literario, en esta ocasión nos sorprende con un tema humanista y puntual sobre las intimidades de la inmigración latina e hispana en los Estados Unidos de América.

Los nueve capítulos de la obra se nutren de actualizada información, de análisis, como una compilación ágil de síntesis precisa, acerca del fenómeno poblacional, cultural, partidista y político que en estos años ha devenido en tema central en USA.

Pero, dejemos que sean las propias palabras del autor, escritas en la contraportada de su libro: Ser demócrata en USA. Una guía para hispanos, las que nos motiven a leerlo. La publicación está a disposición  en Amazon.

https://www.amazon.com/Ser-dem%C3%B3crata-USA-hispanos-Spanish/dp/1088763383/ref=sr_1_fkmr0_1?keywords=set+democrata+men+usa.+una+guia+para+hispanos.+jose+diaz+diaz&qid=1571430222&s=books&sr=1-1-fkmr0







Texto de contraportada del libro: Ser demócrata en USA, una guía para hispanos, de José Díaz- Díaz.


Vivir en los Estados Unidos de América siendo hispanos es un destino que hay que asumir con valentía, decisión y compromiso. Con Memoria, para mantener vivas las raíces, cultura e idiosincrasia que nos empodera y enorgullece. Es también un desafío para abrazar las oportunidades que nos brinda esta gran nación y asimilar  en el espíritu el ímpetu progresista del país que conjuntamente ayudamos a construir día a día. De acuerdo a las últimas cifras del censo de población, sumamos 60 millones de almas de los 327.2  millones que conforman el total de habitantes del país.

¿Somos  los hispanos conscientes del poder de nuestro voto? Los analistas se refieren a nosotros como “el gigante dormido”Quizás sea ya la hora justa para empezar a despertar. Debemos educar a las nuevas generaciones, promover el aprendizaje del español y la educación bilingüe, bicultural. Porque más allá de las olas migratorias, los hispanos somos parte   originaria y fundacional de la historia de la nación estadounidense.

Constituimos el 19% del poder electoral pero solo el 3% de los funcionarios electos para cargos de representación popular es de origen hispano. Se hace  perentorio buscar que nuestras voces alcancen poder político para promover la diversidad, la inclusión y la equidad.

Uno de los objetivos de este «libro-manual», es el de servir de herramienta para que nos convirtamos en agentes de transformación, porque ese es el punto de partida para reconocernos como fuerza viva de una comunidad, e interactuar con ella para allegar las soluciones a las graves irregularidades que la afectan.  Hacer historia  es empujar al horizonte para visibilizar y transformar la imagen de nuestra propia sombra.

José Díaz-Díaz
joserdiazdiaz@gmail.com






7 may. 2019

La villa de los deseos, una novela que de la ingenuidad trasciende al erotismo profundo.


La villa de los deseos, una novela que de la ingenuidad trasciende al erotismo profundo.
José Díaz- Díaz 








La Villa de los deseos, novela póstuma del argentino José Antonio Gioffré, cuyos manuscritos originales fueron conservados por su hijo Horacio Gioffré, desde 1963, ha sido ahora,  editada y publicada por La Caverna, escuela de escritura creativa.
Su lectura nos hace recuperar la emoción y el placer estético producido cuando nos sumergimos en una historia bien contada. Las descripciones puntuales del alborozado despertar sexual de su protagonista nos arroparán durante toda la aventura y nos contagiarán de su deslumbramiento existencial.

En la contraportada se lee:



Buenos Aires, 1963. Un joven de provincia llega a la capital Argentina en busca de su destino. Deja un pueblo sumido en la miseria y el atraso, llevando en su valija solamente sus sueños de una vida mejor y un arsenal de ideas, producto de sus obsesivas lecturas, como único recurso para  conseguir su sobrevivencia.
Sus sobresaltos y maromas que tendrá que hacer para evitar ahogarse en esa mole de cemento lo llevarán a caer en los brazos de una hermosa, inteligente y joven prostituta que habita con su pequeña  hijita, una casucha situada en una de las tan conocidas «Villas miseria» de la ciudad.
La pasión juvenil de un erotismo inusitado y desbordado llenarán las páginas de esta historia, en donde, y por la magia del amor, la pareja se crece y rebasa el muladar de escoria y ruindad de su entorno. Pero con la llegada de una hermana de la protagonista, más hermosa que ésta y con el  encanto de la ingenuidad y la doncellez manifiesta, nuestro antihéroe cae a sus pies flechado de amor. Comienza entonces un juego de pasión y celos, llevados a su máxima cota, gracias al poder descriptivo de su autor.
José Antonio Gioffré, con ésta su obra póstuma, nos deja un legado de compromiso en donde se asume como hombre comprometido con su sociedad y su tiempo, a la vez que nos sumerge en las delicias de las trampas del placer profundo, recuerdos que al final de cuentas será lo único que quede como huellas indelebles en las fisuras de nuestra memoria.
José Díaz Díaz”.























A continuación les comparto un fragmento de capítulo 10.
Los ejemplares se pueden ordenar en Amazon, en papel o archivo digital.
 

Fragmento del  capítulo 9

¿Para qué se esforzaba tanto Cristina en demostrarme que la vencedora era ella? Se la daba por ganada si total ya de antemano sabía que yo iba a resultar el perdedor. Su sexo era más fuerte que todos mis instintos y deseos, y alrededor de eso giraba todo el mundo, descubierta o encubiertamente. Al final venía a resultar algo así como el motor de la humanidad. Como quien no quiere la cosa me levanté y atasque la puerta, ella me vio y bajó la vista como una virgen pudorosa ¡Qué bien jugaba su papel…! Su experiencia sexual le daba una clase especial para aparentar una ataraxia que no sentía. Sus ojos, que en el momento de la inminente consumación adquirían un brillo especial y anhelante, la delataban. Se había levantado para dejar la pava y el mate sobre la mesa, yo me le acerqué por detrás y le besé el cuello cálido, terso y moreno. Mis manos aprisionaron sus senos duros y erectos que ya palpitaban obedeciendo a la excitación que ella misma había avivado. Resultaba ser víctima de su propio ritual. Acomodó y plegó sus nalgas sobre mi cuerpo y con sus manos apretó las mías sobre sus pechos enervados. Mis labios ardorosos depositaron sobre su cuello un calor que la hacía vibrar y ese vaivén de sus caderas conmocionaron a fondo mi ya imparable excitación. Dándose vuelta se aferró a mi cuello desesperadamente, le ofrecí mis labios ávidos y sedientos que succionó y mordió como diosa enloquecida de pasión. La respiración se hizo jadeante y un furor que nos llevaba a devorarnos se apoderó de nosotros. Caímos al lecho desvistiéndonos a cuatro manos y las ropas volaban por los aires como bailando e integrándose a la celebración del ritual que apenas comenzaba. Me incrusté con un suspiro de gozo inenarrable haciéndola temblar de placer, sus ojos cerrados y su ceño apretado marcaban la pauta de su voluptuosidad interior que transfiguraba su rostro expresando ahora el inenarrable y vertical gozo que la consumía. En medio de ese ritmo alucinante su boca mordió mi grito de placer antes de que naciera y sus quejidos pletóricos de pasión matizaban la cópula que agonizaba en su final maravilloso. Sus caderas lujuriosas se fueron aquietando satisfechas, la comba de su vientre agitado por las ardientes oleadas, parecía un pequeño mar embravecido que todo lo envolvía. Luego vino la calma. Paulatinamente Cristina retomaba el timón de su conciencia desbocada, y volvía sus ojos lánguidos hacia mí. Este era el primer canto al amor y en verdad había sido un verdadero poema. Sin dudas cada día se aprendía algo nuevo, y en este terreno no iba a resultar una excepción. Cristina me lo había demostrado una vez más. El descanso no duro mucho tiempo, casi ni nos dimos cuenta, porque ya estábamos entreverados de nuevo en un escarceo amoroso en el cual aguzábamos todo nuestro ingenio para que el impacto de las innovaciones causaran mayor placer a nuestros excitados sentidos. Nuestro apetito libidinoso iba in crescendo buscando con ansias incontenidas nuevas forma de goce y Cristina volvió a ser Afrodita en su nueva canción de amor, tan renovada como si fuera el primer pecado que hubiéramos cometido. Su cuerpo sabio y maravilloso era el sumun del placer que transportaba con celeridad al pináculo de la voluptuosidad mis deseos amorosos, cobijándolos bajo el manto sublime del orgasmo, sus besos preludiaban cada quejido emitido en el seno de sus entrañas agitadas que se dilataban para recibirme. Sus uñas en el ardor del combate se clavaban sobre mi espalda tensa y sudorosa como si quisieran rasgarme mi alma mientras sollozaba inflamada de pasión. Luego de la faena amorosa nuestra respiración se fue apaciguando y tirados en la cama, juntos los cuerpos fumábamos los dos del mismo cigarrillo, los ojos en blanco y la mente en reposo absoluto.